Información sobre transfusiones sanguíneas

¿Para qué sirve una transfusión y cuales son los riesgos?

La transfusión sanguínea es el tratamiento que se practica en caso de deficiencia de glóbulos rojos, plaquetas y factores de coagulación. Para cada una de estas situaciones existen productos específicos.

Como todo tratamiento, la transfusión tiene ventajas e inconvenientes. Ella es considerada por su médico anestesiólogo únicamente si los beneficios para su salud superan a los riesgos. Los inconvenientes son raros y no son de gravedad como por ejemplo urticaria, reacción febril y escalofríos.

Las precauciones que se toman en los bancos de sangre, permiten que los riesgos ligados a incompatibilidad sanguínea y transmisión de enfermedades bacterianas (Chagas, sífilis) y virales (hepatitis, SIDA) sean muy raros.

 

¿Cuales son los productos sanguíneos y para qué sirven?

Los productos más utilizados son: glóbulos rojos, plasma fresco congelado, plaquetas y crioprecipitados. Estos productos provienen de la donación de sangre de donadores voluntarios. Ellos son estrictamente controlados con el fin de responder a las normas obligatorias de seguridad y calidad.

Los glóbulos rojos permiten el transporte de oxígeno hacia los tejidos. Su transfusión esta indicada en caso de anemia importante y evitar así complicaciones cardiacas y neurológicas.

El plasma fresco congelado contiene factores de la coagulación. Su transfusión esta indicada cuando estos factores están deficientes en la sangre y de esta manera evitar o tratar la hemorragia.

Las plaquetas y crioprecipitados son indispensables para la formación del coagulo sanguíneo. Su transfusión esta indicada si la cantidad o calidad de plaquetas y factores de coagulación están por debajo de lo normal, así se consigue prevenir o tratar la hemorragia.

Todos los esfuerzos están destinados a limitar el uso estos productos. Las indicaciones de transfusión han sido precisadas por la comunidad médica y autoridades de salud con la finalidad que los beneficios sean muy superiores a los riesgos potenciales.

 

¿Se puede disminuir la posibilidad de ser transfundido?

Si se puede. Existen medicamentos que disminuyen el sangrado. Hay otros métodos que permiten transfundir la misma sangre del paciente para utilizar lo menos posible sangre de otra persona. Estos métodos se usan cuando se prevé que habrá sangrado considerable durante la cirugía. 


Dirección: Coronel 2301 y Azuay;
Pbx: (5934) 3720100 
Guayaquil - Ecuador

 Hazte fan  suscríbase