Especialidades

Nuestro compromiso es tratar a nuestros pacientes como nos gustaría que fueran tratados nuestros familiares o nosotros mismos

El servicio de traumatología y Ortopedia cuenta con los siguientes especialidades:

  • Lumbalgia

    Es el dolor localizado en la parte baja de la espalda y es el motivo de consulta mas frecuente para el ortopedista. Se puede confundir con problemas renales y se debe a múltiples causas como trastornos ginecológicos, infecciosos, degenerativos, traumáticos, etc.; pero la causa mas común es la mecánica que provoca una inestabilidad en la columna. El tratamiento es siempre conservador: medicación analgésica, fisioterapia, escuela de columna, ejercicios de columna.
    En casos de que el problema mecánico se acompaña de cambios degenerativos, existen diferentes opciones no quirúrgicas (procedimientos mínimo invasivos) como el bloqueo facetario, bloqueos epidurales, denervación facetaria con radiofrecuencia, ozonoterapia, descompresión intervertebral.
  • Escuela de Columna

    Las causas del dolor de espalda son múltiples y es una patología muy frecuente, por lo tanto es importante de adoptar unos hábitos posturales correctos, y adecuar el estilo de vida para prevenir el mencionado dolor. Es fundamental, por tanto, conocer los hábitos posturales dañinos para nuestra columna, a fin de ser evitados; así como aprender y practicar aquellos otros que actúan de forma protectora. En la escuela de columna enseñamos la manera como funciona nuestra columna e indicamos la manera de manejar y evitar el dolor lumbar. Se prescriben también ejercicios específicos para cada patología.
  • Bloqueo facetario

    Es un procedimiento mínimo invasivo en donde mediante infiltración bloqueamos el punto gatillo donde se origina el dolor lumbar localizado en las pequeñas articulaciones (facetas). Se realiza bajo anestesia local y la aguja es guiada por un intensificador de imagen. El procedimiento dura 5 minutos y sirve como tratamiento y como ayuda diagnostica.
  • Ozonoterapia

    Es la utilización de O3 (ozono) de manera medicinal (ozonoterapia) que actúa como antiinflamatorio y regenerados de tejidos. En casos de dolores lumbares se inyecta a ambos lados de la columna. También se puede disminuir el tamaño de la hernia y quitar la compresión sobre la raíz inyectando ozono a nivel del disco (discolisis con ozono).Inyeccion paravertebral de ozono para tratar la lumbalgiaInyección dentro del disco de ozono para tratar la hernia discal (discolisis con ozono)
  • Hernia Discal

    Es la protrusión del disco intervertebral hacia el canal raquídeo, y cuando es grande puede comprimir una raíz nerviosa. Se presenta en la región cervical y mucho mas frecuente en la región lumbar. En la región lumbar se manifiesta como un dolor de espalda irradiado a una de las dos piernas (lumbociatalgia), acompañándose muchas veces de adormecimiento y debilidad en la misma.
    Cuando son protrusiones pequeñas o medianas, realizamos procedimientos mínimo invasivos bajo anestesia local, como la discolisis con ozono y la nucleoplastia o procedimientos no invasivos como la distracción interespinal (DRX 9000).
    Cuando son protrusiones grandes hay que realizar microcirugía.
  • Estenosis espinal

    Es el estrechamiento del canal raquídeo que contiene el saco dural y las raíces nerviosa causado principalmente por un proceso degenerativo a nivel del espacio intervertebral y en las facetas articulares, condición que se observa en los pacientes mayores de 50 años. Esta estreches prácticamente “ahorca” las raíces nerviosa que van a las piernas y se manifiesta con dolor y debilidad en ambas piernas sobretodo al caminar.
    Es característico el dolor a la extensión de la columna lumbar y cuando el paciente camina cierta distancia se tiene que sentar y flexionar la columna para aliviarse.
    En los casos menos graves se puede tratar con ozonoterapia y espaciadores interespinosos. Los casos mas graves necesitan cirugía abierta para realizar descompresión y fijación con tornillos pediculares.
  • Espondilolistesis

    Es el desplazamiento de una vértebra sobre otra. Su causa puede ser congénita o adquirida. En el primer caso los síntomas pueden aparecer en la adolescencia o progresivamente entre la segunda y quinta decada de la vida.
    Generalmente no causa síntomas y cuando se presentan el paciente refiere dolor lumbar irradiado a las piernas, músculos posteriores del muslo tensos. El tratamiento en los casos leves es conservador y en los casos graves con manifestaciones neurológicas se debe realizar descompresión y fijación intervertebral.
  • Escoliosis

    Es la desviación lateral de la columna, en la mayoría de casos no se conoce la causa, es la escoliosis idiopática, se presenta en los jóvenes en etapa de adolescentes. Se la debe detectar precozmente en la edad escolar mediante un examen ortopédico llamado test de Adams, esta es una prueba sencilla denominada “prueba de flexión de tronco”, consiste en inclinarse, sin flexionar las rodillas, y tocarse los pies o el suelo con la punta de los dedos. El médico examinará la espalda para ver si existe un desnivel de las costillas (giba).
    Los casos leves se los trata con observación y ejercicios de estiramiento columna. Los casos moderados con corsé y los graves mediante cirugía.
  • Columna Lumbar

    Las fracturas de la columna no tienen una incidencia elevada, en promedio 15.000 lesiones torácicas y lumbares al año en Estados Unidos  y 10.000 en Francia.

Los pacientes politraumatizados normalmente presentan fractura de más de un segmento, con una incidencia entre el 5% y 20%.  La mayor parte de las lesiones raquídeas se localizan alrededor de la unión tóraco-lumbar.  Las cuales son importantes por su elevada morbilidad residual.  Los extremos superiores e inferiores de la columna torácica y lumbar, así como el nivel T10, son las áreas frecuentemente menos lesionadas.

    TTO con Pediculares

    Actualmente se esta realizando artrodesis por vía posterior con pediculares en este tipo de cirugía el paciente permanece hospitalizado por 72 horas, luego debe usar un corset dorso lumbar el primer mes, los puntos se retiran a los 15 días, se incorpora a su vida diaria progresivamente en aproximadamente 3 meses.

  • Columna Cervical

    Son lesiones infrecuentes y que a menudo son mortales de manera inmediata con el evento traumático  La región cervical alta comprende C1-C2, el 50% de la rotación axial  tiene lugar en la articulación atlanto-axial, el 40% de la flexión-extensión entre el occipucio y C1; ddebido a la amplitud del canal medular a nivel atlantoaxoideo, solo el 16% de los casos sobrevivientes presentan compromiso neurológico, por lo que pueden pasar inadvertidas durante la atención de urgencia, El daño de la médula a este nivel es poco común pero cuando se da casi siempre causa la muerte.
    Pacientes con lesiones neurales iníciales e incompletas pueden recuperarse pero aquellos con lesiones completas tienen mal pronóstico, Fracturas múltiples a distintos niveles ocurren solo en un 3-5%, actualmente se realiza fijación por vía anterior y posterior.

    Fijación posterior TTO pediculares:

    El paciente ingresa el día anterior a la cirugía, y permanece hospitalizado por tres días, se realiza un abordaje por vía posterior, entre las 24 y 48 horas el paciente ya a sido sentado en silla y ya ha caminado, utilizara un collarete cervical  semirrígido, los puntos se retiran a los 15 días, se incorpora a su vida normal progresivamente en aproximadamente 3 meses.

Tipos de deformidades que se pueden corregir con cirugía percutánea.

  • Juanetes

    El juanete o hallux valgus es una deformidad que se caracteriza por la desviación del dedo gordo y la formación de una prominencia en el borde del pie, que trae consigo importantes consecuencias sobre la función del mismo, ocasionando de esta manera dolor.
  • Callos

    Se producen por caída del pie provocando deformidades en la planta y dedos del pie originando dolor y dificultad para caminar. Cuando los callos se forman en los dedos se debe a deformidades llamadas dedos en garra o en martillo.
En otras palabras los callos son la manera como se defiende la piel de la presión que ejerce el hueso sobre ella, ocasionando mucho dolor.
  • Espolón o Fascitis plantar

    El dolor a nivel de los talones es algo muy común en la población, se presenta al dar los primeros pasos, al levantarse de dormir o luego de estar sentado; el estar mucho tiempo parado o caminar demasiado puede aumentar el dolor.

    La inflamación de un tejido que forma el arco del pie llamada fascia plantar es la causa más común de este problema. Muchas veces se puede asociar con una protuberancia del hueso (espolón calcáneo) que se puede observar en las radiografias.


    El 97% de los pacientes afectados por este problema se curan sin cirugía, pero deben ser manejados adecuadamente, bajo las indicaciones estrictas del especialista. En muy pocos casos se necesita la cirugía, pero de requerirla se puede realizar una microcirugía para corregir el problema.
  • Pie Artrítico

    Es una enfermedad muy limitante y dolorosa, que en estapas severas impide el uso normal del calzado, dificultando la marcha por dolor e inestabilidad.
    Su tratamiento siempre es quirúrgico, con resultados poco aceptables. Actualmente la cirugía mínima invasiva o microcirugía del pie mejora totalmente esta deformidad, dando estabilidad permanente y corrección estética, permitiendo el uso de calzado normal sin dolor.

TRATAMIENTO

Es muy conocido que el tratamiento definitivo de las deformidades del pie sean estas juanetes, callos, espolón, dedos en garra es quirúrgico y, de manera general, este tipo de cirugía era muy dolorosa. Pero desde el año 2005 venimos realizando en el país microcirugías del pie, la misma que permite de manera integral la corrección de todas estas deformidades; este tipo de cirugía que ya se realiza en muchas partes del mundo, permite al paciente caminar sin limitar su trabajo.
Se realiza con anestesia local, sin hospi-talización, el paciente debe caminar inmedia-tamente.

Ortopedia Pediátrica

La palabra Ortopedia proviene del griego ORTHO que significa “recto” y PEDIA que significa “niño”, la ortopedia infantil  cuyo principal objetivo es la conservación, mantenimiento y restauración del sistema osteo muscular en los infantes; maneja todas las deformidades incapacitantes en los niños y jóvenes hasta los 18 años quienes  padecen enfermedades o lesiones que afectan el crecimiento o normal desarrollo músculo esquelético.

Muchas alteraciones ortopédicas pueden ser consideradas como variantes de la normalidad, a veces llamadas deformidades “fisiológicas”, y no se corresponden con verdaderas enfermedades ni malformaciones; con frecuencia durante el crecimiento del niño, estas deformidades corrigen espontáneamente. Por el contrario, existen alteraciones progresivas entre la infancia y la adolescencia que determinan la incapacidad funcional al final del crecimiento. El tratamiento precoz en estos pacientes es la medida más eficaz para la corrección de estas deformidades.

Existe un tercer grupo de problemas ortopédicos, más allá de la significación que comporta la propia alteración músculo-esquelética, tiene interés por el conocimiento de enfermedades que pueden asociarse; pudiendo relacionarse con malformaciones congénitas.

El Hospital Alcívar  con su staff de ortopedia y traumatología maneja al paciente pediátrico con  deformidades ortopédicas multidisciplinariamente, siendo esto el punto más importante a considerar para un acertado diagnóstico, adecuado tratamiento, seguimiento periódico y mejor pronóstico.

Reemplazos Articulares

Prótesis de Cadera

Existen múltiples causas por la cual una cadera debe ser sustituida por una prótesis. La más común es la artrosis, que es una degeneración del cartílago que cubre la articulación, lo que provoca dolor y limitación funcional. La artrosis puede no tener una causa específica (idiopática); o ser secundaria a ciertas patologías como artritis reumatoidea, necrosis avascular, displasia de cadera, etc.  Al sustituir la articulación dañada por una prótesis, se recupera la funcionalidad de la articulación y lo más importante  el alivio completo del dolor.

  • La Cirugía

    Una vez programada la cirugía se realizan los exámenes de sangre de rutina y un electrocardiograma, el paciente ingresa un día antes para la valoración preoperatoria por anestesiología. En la mayoría de los casos la cirugía se realiza previa anestesia epidural, el tiempo aproximado es de 90 a 120 minutos y consiste mediante una incisión lateral reemplazar la articulación dañada por una prótesis artificial que reemplaza por un lado la cabeza del fémur y por otro el acetábulo.
  • La Prótesis

    Existen muchos diseños de prótesis en el mercado, con las mejoras tecnológicas el tiempo de supervivencia actualmente de una prótesis de cadera es de 15 a 20 años. Más allá de la diferencia de costos, lo más importante es seleccionar la más conveniente para el paciente tomando en cuenta su edad y su patología de base.  En términos generales podemos resumir:
Prótesis no cementada: pacientes menores de 65 años, la prótesis se fija firmemente al hueso del paciente aprovechando la gran capacidad de osteointegración de los pacientes jóvenes.
Prótesis cementada: pacientes mayores de 65 años, son prótesis que se fijan al hueso con cemento, esto debido a la pobre calidad del hueso en pacientes mayores.
Prótesis parcial: pacientes mayores de 70 años con fractura de cadera que por sus características resulta ser la mejor indicación, se  lleva a cabo solamente el reemplazo de la cabeza femoral, conservando el acetábulo.
  • Hospitalización

    Terminada la cirugía el paciente pasa a sala de recuperación para su monitorización continua, en la que permanece por el lapso de +/- 2 horas, luego pasa a su habitación, comienza la rehabilitación al segundo día con escuela de marcha  y permanecerá hospitalizado por 4 a 5 días.

Prótesis de Rodilla

La sustitución de la articulación de la rodilla por una prótesis está indicada cuando el grado de deterioro de la articulación y el dolor que produce impiden que el paciente camine, hasta llegar a ser incapacitante.
La causa más frecuente de lesiones articulares es la osteoartritis, enfermedad  que produce inflamación y deteriora progresivamente la superficie articular. También las lesiones repetidas en la articulación como en deportistas de élite o determinadas actividades laborales que suponen traumatismos repetidos en una articulación con daño en las estructuras intraarticulares como lesión de ligamento cruzado anterior, ligamento cruzado posterior, meniscos, lesiones osteocondrales, que a la larga llevan a la degeneración de la articulación.
Otras enfermedades como la artritis reumatoidea, la osteonecrosis, fracturas mal consolidadas, mal alineamiento de la rodilla, etc también pueden llevar a la osteoartritis. La inflamación de la articulación, así como el roce de las superficies articulares alteradas por el desgaste del cartílago articular, son muy dolorosas e impiden los movimientos.
El tratamiento con antiinflamatorios, fisioterapia, infiltraciones en fases de dolor agudo, así como mantener un peso corporal adecuado, son las medidas terapéuticas que se utilizan antes de recurrir a la cirugía. Cuando las lesiones articulares son importantes y el dolor incapacita para la actividad cotidiana, puede estar indicado el recambio articular y la colocación de una prótesis.

  • La Cirugía

    La cirugía de prótesis de rodilla, en el momento actual, presenta un alto nivel de seguridad. Para reducir al máximo las complicaciones debidas a la anestesia, el paciente es consultado por el equipo de anestesia, y se le realizan las pruebas médicas, radiografía de tórax y electrocardiograma necesarios. Es muy importante informar al equipo médico de las alergias padecidas, así como de todos los tratamientos médicos que está tomando.
    La intervención quirúrgica se realiza mediante anestesia general o epidural, realizando una incisión en la rodilla para cortar y extraer parcialmente los huesos (fémur y tibia) en la zona próxima a la rodilla, y sustituyéndolos por la prótesis.
  • La Prótesis

    Los materiales utilizados en las prótesis totales están diseñados para permitir una movilidad similar a la de la articulación normal. Los componentes protésicos suelen estar compuestos por un elemento metálico que encaja exactamente en un plástico. Se utilizan diversos metales, acero inoxidable, aleaciones de cobalto, cromo y titanio. El plástico es polietileno que es extremadamente duradero y resistente al desgaste. Para la fijación de los componentes al hueso suele utilizarse cemento, aunque también existen prótesis no cementadas, las cuales se anclan directamente al hueso. El tipo de prótesis a utilizar depende del paciente, su edad y estado de los huesos; el tiempo aproximado de la cirugía es de 60 a 90 minutos.
  • Hospitalización

    Tras la intervención se inicia la realización de ejercicios de fisioterapia, comenzando con ejercicios de movilización pasiva, escuela de marcha y se continúa con ejercicios de movilización activa por el paciente. Progresivamente mejora la movilidad de la rodilla y se reduce el dolor al andar, pudiendo prescindir del bastón y caminar sin ayuda a la semana de la cirugía. El paciente permanece hospitalizado por el lapso de 4 a 5 días.

Medicina Deportiva

La adhesión que ha tenido la medicina en el deporte por medio de la traumatología (en especial) ha generado una revolución no solo en el manejo de las lesiones del aparato locomotor mediante el desarrollo de nuevas técnicas y procesos de rehabilitación para la pronto recuperación de los deportistas (que antes hubieran alejado al deportista de las competencias por un prolongado periodo) sino también en la prevención de estas.
No hay que dejar de reconocer las otras ciencias vinculadas al deporte como la nutrición, sicología, imagenología como parte del manejo integral de las lesiones producto del deporte.
La Traumatología Deportiva demanda un alto conocimiento de la biomecánica no solo de las lesiones como tal, sino también de su roll en los diferentes deportes para así entender el comportamiento de estas durante el tratamiento y rehabilitación.


La Traumatología Deportiva empieza con el abordaje del deportista desde su preparación física, midiendo parámetros de desarrollo cardio – pulmonar como punto de partida para un buen rendimiento físico, acompañado de la medición de grasa y masa corporal acorde a su edad, sexo, tamaño, raza.Existen lesiones asociadas a deportes específicos como, codo de tenista, codo de golfista, fractura del boxeador entre otras; así como las meniscopatías y lesiones de ligamentos de rodilla (cruzados y colaterales) muy presentes en el futbol,  lesiones de tobillo frecuentes en el baloncesto; aunque cualquier parte del sistema osteo – muscular puede verse comprometida durante la práctica deportiva.

Una de nuestras principales herramientas en el Hospital Alcívar es la tecnología puesta al servicio de la medicina mediante los métodos de diagnostico por imágenes como la Radiografía Digital, Tomografía Computada, Ultrasonografía, Resonancia Magnética Nuclear que nos permite un rápido y seguro diagnostico de lesiones óseas y partes blandas como musculo, meniscos y ligamentos.

Entre los equipos más usados tenemos la artroscopia que nos permite una visualización directa de la articulación y su contenido; ya sea de la rodilla donde las lesiones más comunes son las del ligamento cruzado anterior y meniscos.


En el caso de la articulación del hombro la artroscopia nos permite visualizar en especial el manguito rotador cuya lesión del tendón del supra espinoso es la que más destaca.
Una vez realizado el tratamiento de la lesión entra en juego el equipo de rehabilitación física que se encarga de recuperar las propiedades mecánicas (tanto en tonicidad, fuerza y elasticidad) de los músculos y articulaciones que se perdieron debido a la lesión.

Siendo el Hospital Alcívar el principal centro de trauma del país no podíamos dejar de estar presente en el trauma deportivo, es así que en más de 70 años de vida institucional hemos estado a la vanguardia del tratamiento de las lesiones deportivas, en especial el futbol, donde grandes equipos como Barcelona y Emelec (entre otros) han puesto la salud de sus deportistas en nuestras manos cuyos resultados están a la vista en las diferentes canchas del país y fuera de.

El  principal objetivo de la Traumatología Deportiva en el Hospital Alcívar es el obtener el máximo rendimiento del deportista sin que este genere daños en su salud.
Nuestra vasta experiencia nos garantiza como la mejor opción en Traumatología Deportiva para la prevención, diagnostico, tratamiento y recuperación de lesiones deportivas.